Inicio del contenido

¿Por qué estudiar?

El Máster en Ingeniería Informática tiene como finalidad principal que sus estudiantes adquieran una formación avanzada, de carácter multidisciplinar, orientada a la formación de profesionales capaces de gestionar y desarrollar de forma eficaz y eficiente nuevos proyectos de alto nivel tecnológico en el campo de las TIC. A este Máster se accede después de haber cursado los estudios de grado o cualquier título universitario oficial. El Máster en Ingeniería Informática tiene una duración de 90 créditos (3 cuatrimestres) y está especialmente diseñado para satisfacer la gran demanda que las empresas tanto locales como internacionales tienen actualmente en el sector TIC.

El contexto socioeconómico de los últimos años y la globalización de los mercados ha obligado a las empresas tecnológicas a ser más competitivas, innovadoras y abrirse a nuevos mercados internacionales lo que les ha permitido crecer y fortalecerse, en un contexto socioeconómico más que desfavorable. En este contexto las empresas del sector TIC requieren de profesionales especializados capaces de liderar proyectos innovadores, y de gestionar eficaz y eficientemente los recursos e infraestructuras necesarios para llevar a cabo los proyectos encomendados.

El objetivo principal del máster en Ingeniería Informática de la UdL es dotar a nuestros estudiantes de estos conocimientos especializados y dar salida a las necesidades profesionales de las empresas tanto locales como internacionales con las que la Escuela Politécncia Superior trabaja en estrecha colaboración tanto en la elaboración de los planes de estudios como en la formación de los futuros profesionales.

El profesorado que imparte las clases está formado mayoritariamente por profesorado Doctor perteneciente a grupos de investigación consolidados y de prestigio, que proporcionan una base sólida para afrontar unos estudios innovadores y de calidad. El resto del profesorado de la titulación son profesionales procedentes de empresas del sector TIC que proporcionan a nuestros alumnos experiencia y conocimientos procedentes del mundo laboral. La apuesta de la Escuela Politécnica Superior es llevar a cabo una formación proactiva, situando al alumno en el centro del proceso de aprendizaje, utilizando evaluación continuada, metodologías pedagógicas activas y una orientación profesionalizadora (a través de las prácticas en empresa), o bien innovadora y de investigación (a través del trabajo en grupos de investigación) y con sólidos fundamentos en la gestión de proyectos e infraestructuras tecnológicas.